Mas y Pujol se defienden de la acusación de enriquecerse ilegalmente