La carta que envió Mas a Rajoy da sus frutos: Hubo conversación telefónica