Mas mete la directa hacia la independencia