Asciende a la máxima categoría de la Policía el mando de Valencia que llamó "el enemigo" a los manifestantes