Ascó asegura que los visitantes no han tenido ningún contacto radiológico