Interior quiere legislar para prohibir las incitaciones al odio a través de Internet