3.860 años de cárcel para los etarras que atentaron contra el cuartel de Burgos