Auxiliadora Hernández defiende la legalidad de los contratos y reitera que Orange Market era una empresa más