Aznar considera lamentable la historia que ha llevado a la sentencia del Tribunal Constitucional