Baja el riesgo de pobreza en España hasta el 26,6%, aunque aún afecta a más de 12 millones de personas