Baltar propone elección directa de presidentes de diputaciones y que éstas participen en los tributos autonómicos