Un juez estrella en el banquillo