El tiroteo en Dallas no altera la agenda de Obama: Vendrá a España