Miles de funcionarios toman las calles de Barcelona contra los recortes