Bárcenas huye sin hacer declaraciones