El barrio del Príncipe, el principal foco del yihadismo en España