PSE, PNV y Bildu creen que las detenciones al entorno de ETA "suponen un obstáculo"