Bildu considera "un escándalo y una aberración" la impugnación de sus listas