Bildu contrapone a una moción de condena a ETA un texto que defiende una paz dialogada sin excluir la independencia