Blair cancela el acto previsto en una librería de Londres para firmar libros