Blanco promete ser neutral en las primarias del PSOE, pero no indiferente