Bolivia aclara su postura por la demanda marítima y Chile acepta las explicaciones