Bolivia rechaza la última propuesta de Estados Unidos para normalizar las relaciones