Bono habla de "encuestas de fogueo" a gusto del consumidor, que se pagan