Borrell vuelve a la carga: ¿Cómo viajar a una ciudad española puede ser provocar?