Brigadas nocturnas para borrar el amarillo de las calles de Cataluña