Bronca entre un independentista y el dueño de un local porque no admitió lazos amarillos en su restaurante