La CE espera que la nueva Constitución húngara respete los valores de la UE