Puigdemont llega a Copenhague aunque la Fiscalía pedirá su detención