Carmona cree que los madrileños votarán programa y "credibilidad" más que unas siglas