La Casa Real niega haber presionado a la Infanta Cristina para que se divorcie