La Casa del Rey confirma que don Juan Carlos no tiene ninguna intención de dimitir