'Caso Faisán', sin indicios