Caso Malaya: Vuelta a los juzgados