Caso Malaya: el "veneno" de un procedimiento que "tiene mucho de kafkiano"