Un caso que ha afectado a la estructura de la Casa Real