La Fiscalía obligará a la Infanta a declarar en el juicio de Urdangarín y a pagar 500.000 euros de responsabilidad civil