Una trabajadora de Marjaliza "palpaba" que los sobres que preparaba eran para políticos