Los partidos soberanistas se juramentan para salvar la consulta del 9N