Mas ve Cataluña obligada a buscar otro rumbo al dejar España de ser atractiva