Chávez trata de vender en Japón el petróleo y el gas licuado venezolano