La Comisión de Investigación, que presidirá el PP, deja en el aire el inicio de las comparecencias