El Congreso hace públicas sus normas para que los visitantes adecuen su vestimenta "al decoro exigible"