El Congreso reforzará una de las esquinas de la fachada de los Leones, pero recalca que el Palacio no corre peligro