El PP celebra su Congreso Nacional con la corrupción como incómoda invitada