La escolta de Corinna, tres agentes de seguridad y otros tres de la Guardia Civil