Cospedal justifica los recortes porque "antes que ser popular hay que ser eficaz"