Costa, el último de la fila en Les Corts