Crece la preocupación por los problemas económicos, la sanidad y la educación