Denuncian por problemas de seguridad el auge de fotografías entre etarras y sus familiares dentro de las cárceles